La peluca perdida

Image

Hay personas con las que no siento el feeling y no me apetece revelarles que, lo que ellos piensan que es mi pelo, en realidad no lo es, personas que solo me han visto una vez y esperan una nuria peluda.

Pues bien, el otro dia habia quedado con una de estas personas, para un cafelito en el centro. Tranquilamente me di una ducha, comí, prepare mi mochila… etc.

Un rato antes de nuestra cita, me disponia a “peinarme” a.k.a ponerme la peluca cuando me dí cuenta que no estaba en su lugar. NOOOOOO!! Otra vez había perdido mi peluca!!

Si, no es la primera vez… soy culpable. Esto me recuerda que cuando vives con compañeros de piso que traen amigos a casa, los amigos flipan bastante encontrando la peluca en sitios estratégicos de mi hogar, sobre todo cuando no saben que tengo alopecia.

Bueno, volviendo a la historia… ¡que no cunda el pánico! Tengo tiempo de encontrarla… me dije… mentira, LLEGUÉ TARDE.

Me paré a pensar unos segundos y empecé a buscar en mi mente cuando fue la última vez que la ví (esta técnica es la mítica que te dicen las madres o personas ordenadas, pero que a mi, personalmente, no me funciona).

Fui corriendo al salón… ni rastro, debajo del sofa, ni rastro, mesitas… nada. Empiecé a ofuscarme, fui a mi habitiación, debajo de la cama, en el armario, cajones, empecé a desesperar… nada.

Oh! Alomejor me la quité y la deje en la… ¿cocina? Buen intento, pero seguía sin encontarla.

Bastante desesperada y planteandome la posibilidad de llevar un pañuelo o gorro (que no pegaba nada con mi modelito del dia) decidí recurrir a mi último comodín. La llamada al público (en este caso, a mi novio, el cual estaba trabajando).

– Nuria: Moritz, no encuentro la peluca

– Moritz: ¿Has mirado en la habitación?

– Nuria: 495839458 veces

– Moritz: ¿Cuando fue la última vez que la usaste y la viste?

– Nuria: ¡Si lo supiera no te llamaría! (entrando en cólera)

– Moritz: No lleves peluca

– Nuria: ok ¬¬, te veo luego.

Al final acabé encontrándola que se había caido debajo de la mesa jaja

Mi madre siempre me decía… no pierdes la cabeza, porque la tienes pegada…

¡Y que razón tenía!

¿Os ha pasado alguna vez? Ains…

———————————————————————————————

English version
The lost wig

There are people who I don’t know very good and I don’t feel like telling them that I am wearing a wig, people who I have only seen once and who expect a hairy Nuria.

A few days ago, I met one of these people, to have a coffee in town. I started to prepare myself for the date, I had a shower, ate something…etc.

Just a few minutes before the time I was meeting this person I go to prepare my hair a.k.a wear my wig when I realize that it wasn’t in it’s place. NOOOOOOOOOOOO!!! Again I have lost my wig!!

Yes… again, it isn’t the first time… guilty. It is quite funny to see people’s reaction when they find a wig in the living room of my house (I live with more people), specially when they don’t know I have alopecia.

Well, back to the story… I started to panicking! But told to myself… there is time… false, I arrived 15 minutes too late.

I breathed quietly and applied the technique that Moritz and a few people always tell me. Think last time when you wore it and where y you took it off… mmmm….ok, it didn’t work, like always.

I went running to the living room… nothing, under the couch… nothing. I started to get stressed, went to my room, under my bed, closet, drawers… I started to despair…

I started to embrace the possibility of wearing a turban or a hat but It wouldn’t match at all my outfit.

Ok… last lifeline, I phoned my boyfriend (how weird has to be for him to get a phone call from your girlfriend asking for her wig… uf).

– Nuria: Moritz, I cannot find the wig.

– Moritz: Have you looked at our room?

– Nuria: 495839458 times

– Moritz: When was last time you saw it and you wore it?

– Nuria: If I knew I wouldn’t call you (starting to get pissed off)

– Moritz: mmm… Don’t wear the wig

– Nuria: ok ¬¬, see you later

 

At the end I found it under the table

My mother always used to tell me… You don’t lose your head because it is stuck to your body…

She was soooo right!

Has it ever happened to you?

Anuncios

13 pensamientos en “La peluca perdida

  1. Yo también soy un desastre!
    Hace poco no la dejé en un sitio, en la cabeza de corcho, cuando fui a ponérmela corriendo para irme y no la vi en un sitio lo primero que se me pasó por la cabeza es mi perro con ella mordiéndola. Así que rápidamente me volví loca buscando a mi perro por toda la casa, sentí mucha angustia pensando que me la podía morder y estropear. Encontré al perro más tranquilo que nunca, no había hecho nada! La peluca la tenía sobre la cama de la habitación… casi me vuelvo loca… ufffff
    Jajajajaj

    • Si… es que además perder la peluca crea ansiedad… porque realmente LA NECESITAS, no es como… bueno dejame tus llaves, o le voy a dar un toke al movil para buscarlo jajaja

      Me alegra saber que no soy la única… 🙂

  2. jajajjajaa Qué bueno!
    A mi un millón de veces, sobre todo con las llaves justo a 1 minuto de salir de casa… Siempre me digo, si pudiera darle un toque… 😛

    Las veces que no encuentro lo que sea le ato los huevos a San Cucufato. Funciona!

    La próxima vez:
    “San Cucufato, San Cucufato los huevos te ato y hasta que no encuentre mi melena, ¡no te los desato!”

    Mil besos, Nuni!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s